LOS LUDDITAS NO CHEQUEAN LO SUFICIENTE LA INFORMACIÓN QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG.

sábado, 31 de diciembre de 2011

Breves Ludditas para pasar la resaca del Año Nuevo.



Si chicos, el año se termina y este bloquete no quiere dejar pasar la oportunidad de escribir algunas huevadas para comentar en la mesa del primer día del 2012, entre tiras frías de asado, sobrantes de matambres, pechugas de pollo demasiado secas y alguna que otra gaseosa cola sin burbujas. Así que ahí van:


Peralta se pone nostálgico y pide la vuelta de los Patacones


Al gobernador de la provincia de Santa Cruz, Daniel Chichi Peralta, parece haberle pegado para el carajo los diez años del 2001, y quiso recordar a su modo un nuevo aniversario con una buena dosis de ajuste, y no menos de represión policial. “Estamos haciendo como si fuera un pesebre viviente, solo que es un 2001 viviente, con gases, balas de goma, quemas de patrulleros y todo. Después de esto se vienen las cuasimonedas, y los clubes de trueque. Y una vez que tocamos fondo, resurgimos con crecimiento a tasas chinas. Está todo planeado”, relató un alto funcionario santacruceño escondido bajo una piedra para que no lo reconozcan.



Moyano evalúa piquetear el Dakar si no le dan pelota


Hugo Moyano, el titular de la CGT y hombre de pelos duros, que ni una crema de enjuague Plusbelle puede aflojar, anda viendo la mejor manera de hacerle tragar el humo de sus camiones al proyecto nacional, popular y democrático, y para eso analiza la posibilidad de paralizar el rally Dakar, en el trayecto que va de Mar del Plata a San Juan. Según indican fuentes del recontra moyanismo, la idea es usar la misma flota de veinticinco camioneros con las bolas bien puestas que en medio del conflicto con los agrogarcas salieron a poner el pecho, pero con la particularidad de que entre todos armarían una especie de Transformer gigante para que Pablito Moyano maneje cual Optimus Prime, y pueda así revolear por los aires cuatriciclos, camionetas Amarok,y camiones T4.1, y demuestre quien la tiene más grande.



Macri festejaría su sobreseimiento con suelta de indigentes


El jefecito porteño, el Papu Macri, planea festejar el año nuevo y el sobreseimiento en la causa por las denuncias de maltratos de la UCEP (Unidad de Control Expulsa Pobres) con una suelta de indigentes que viene guardando hace meses en un frizzer del ministerio de Desarrollo Social junto a la ahora vicejefa de gobierno, María Eugenia Vitral, para que le den mejor los indicadores de personas en situación de calle. Por lo que refieren fuentes poco calificadas del gobierno de la Ciudad, Mauri quiere subirse a la terraza de su edificio y poner ahí un par de indigentes en esos globos de papel que se prenden para las fiestas, de modo tal que se confundan con la pirotecnia findeañera, y caigan, si es posible, del otro lado del riachuelo.



Armando Vodoo prepara la Play 3 para mudarse a su despacho del Banco Central


En cuanto se supo la noticia que la presidente de todos todos los argentinos tenía un carcinomalito en la glandulita tiroides, y que debía someterse a una operacioncita por la que deberá tomarse unos diítas de licencia, que el vicepresidente anda sacando porquerías de los canastos de su casa donde guarda yo-yos y tiqui-tacas para llevarse a su nuevo despacho en el Banco Central, mientras terminan de sacarle las telarañas que tiene el que ocupaba Julito Cobos cuando era un mimado de la transversalidad. Después de descartar la patineta y la guitarra eléctrica, el otrora ministro de Economía, optó por poner en la mochila la Play 3 para ver si puede terminar de pasar la pantalla en la que Mario Bros. se enfrenta al malvado de Cupa.



Empleados de Radio Mitre temen se comidos por Alfajorcito Lanata


Tras su desembarco en el multimedios Clarinte, tal como este mismo blog lo había anticipado hace bastante rato (si no me creen miren acá) para hacer un informativo en el mediodía de Mitre, el gremio de operadores de radio teme que sus afiliados sufran algún tipo de mutilación cuando Alfajorcito Lanata se de cuenta que va a tener que laburar en el horario del almuerzo. Por eso ya mandaron a conseguir vidrios blindados para el operador, y chalecos antibalas reforzados para los productores.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Alejandro Pappo recuerda una pequeña victoria del 2001


Vi al rati, el mismo del walkman, parado en la esquina dirigiendo el tránsito, con los auriculares en el cinto como exhibiendo un trofeo. Un patrullero que venía por Libertad se había quedado a mitad de Avenida de Mayo con el capot levantado; se le había soplado la junta de la tapa de cilindro, podía olerlo a unos veinte metros. Cuando miró hacia mi lado ya era tarde, lo había agarrado.
El día anterior había estado en la casa de Cavallo caceroleando de lo lindo con el cárter de un Valiant 3 y la biela de una F-100. Por la noche, cuando De la Rúa decretó el estado de sitio, nos fuimos con los pibes de la cuadra al fondo de casa donde guardaba una colección de cubiertas con banda blanca y las sacamos a la esquina. Tiré para atrás la tapa del encendedor a bencina que tenía grabado la guitarra prendida fuego de Hendrix, lo acerqué a las gomas, y dudé durante medio compás, porque era como pasar por una maquina de picar carne todas las latitas de cerveza que venía juntando desde los doce años, pero de la llama del encendedor salió la cara de Jimi y me pidió que lo hiciera.
Al rato las llamas iluminaron las calles oscuras de La Paternal y los vecinos empezaron a juntarse alrededor del fuego, como en un ritual antiguo, o como Jim Morrison pasado de alucinógenos. Nos vimos las caras, nos saludamos, cascoteamos a un patrullero, y cantamos Destrucción de V8.
En la mañana del 20 diciembre estaba en el taller con el Rata, el Chahi y Lisandro, preparando un asado de osobuco para festejar la renuncia de Cavallo. Sacamos la tele afuera, adentro el calor estaba insoportable. Desde ahí podíamos ver las cubiertas en la esquina que todavía humeaban, y en la otra esquina, y en la otra.
Ni bien prendimos la tele vimos a un cana de la montada corriendo a unos pibes que llevaban la bandera argentina en Plaza de Mayo, después los milicos tirándole encima los caballos a Las Madres, y los mismos milicos repartiendo chicotazos para todos lados. Me calenté para la mierda, entré al taller, agarré el block de un Torino y lo revolié contra la puerta de casa.
Me fui rápido a la pieza, abrí el ropero, saqué el pantalón chupín, la campera de cuero y lo guantes con los dedos cortados. Los chicos me miraron desde el umbral. Enseguida vuelvo, les dije y ellos comprendieron. Fui al garaje, cargué unas cadenas en la Harley, me subí y la hice rugir un poco. Salí a la calle, revisé el walkman, tenía un cassette con Creedence Grandes Éxitos para empezar del lado B. Puse play, el cabezal mordió un poco la cinta y después arrancó Fortunate son.
Cuando llegué el centro era un despelote, la cana pasaba en motos de a dos y el que estaba sentado atrás disparaba con una recortada contra los manifestantes, la gente corría retrocediendo, otros milicos se llevaban a los heridos entre cuatro o arrastraban a alguien de los pelos, sonaban alarmas de locales, volaban las piedras como volaban los gases.
Di unas vueltas, no sabía muy bien qué hacer hasta que vi a la policía montada avanzando. Me escondí en la ochava de una esquina y cuando escuché el repiqueteo de los caballos sobre Diagonal Sur salí. Aparecí de golpe saltando la vereda y un poli quiso frenar el caballo pero cuando el bicho escuchó cómo sonaban los 12000cc se asustó. Aproveché para tirarle la cadena a las patas del llobaca que se cayó de culo al piso con el poli. Se escucharon unos aplausos y gritos eufóricos, tomá rati puto, pensé yo. Pero el cobani se las arregló para pararse y me empezó a correr. Aceleré, hice unos metros y de pronto se apagó la moto. No me había fijado que estaba sin nafta. El cana empezó a correr con más fuerza con la intención de agárrame, yo la pateaba y la pateaba y no pasaba nada. Cuando lo tuve a dos metros arrancó, pero el cana ya estaba tirándose como si fuera el Pato Fillol y logró sacarme los auriculares del walkman. Me alejé unas cuadras a las puteadas.
Andaba sin guita y no quería dejar la moto tirada por ahí, así que me junté con unos motoqueros que estaban cargando limones para repartir y les comenté lo de la nafta. Un flaco me ofreció un poco de la suya, pero yo no tenía ninguna manguera para aspirarla. Otro me preguntó si no había probado con Vodka, pensé que me estaba jodiendo, pero el chavón insistió y me señaló la vinería de enfrente que tenía los vidrios rotos. Volví cargando tres botellas, se las metí y arrancó al toque. Enseguida salí con los pibes a repartir limones y tirar caballos.
Vi al rati, el mismo del walkman, parado en la esquina dirigiendo el tránsito, con los auriculares en el cinto como exhibiendo un trofeo. Un patrullero que venía por Libertad se había quedado a mitad de Avenida de Mayo con el capot levantado; se le había soplado la junta de la tapa de cilindro, podía olerlo a unos veinte metros. Cuando miró hacia mi lado ya era tarde, lo había agarrado. Sin darle tiempo, le pegué unas piñas, lo subí a la moto, y me lo llevé a la Paternal. Lo primero que hice fue sacarle los auriculares.
Cuando llegué el Rata, el Chahi y Lisandro todavía tenían la parrilla caliente. Me dijeron que me habían visto en la tele, y un par de vecinos se arrimaron para saludarme. Yo les pedí que invitaran a los demás, que íbamos a celebrar con un gran asado, y de paso que trajeran más carbón. Entonces todo el barrio se acercó con su plato y sus cubiertos, y ese día comimos poli asado con casco y ensalada mixta.

martes, 20 de diciembre de 2011

Thudor Popovich y fin de año del programa.


Ir a descargar
Cerramos programa junto a Thudor Pópovich, que está parado en la frontera de Irak despidiendo las tropas yanquis. Desde ahí nos cuenta los próximos partidos de EEUU, y cómo va a hacer él para reactivar la economía irakí con venta de celulares y fábrica de sándwiches de miga, mientras mira la final del mundo entre Juventus y Argentinos Juniors. Saludamos a Thudor hasta el año siguiente, y terminamos el programa con las reflexiones de Monseñor Barone, recordando el 2001, cuando fuimos un poquito más libres.

Audios 2001, quinta parte: Raúl Zibechi y Colectivo Situaciones


Ir a descargar
En la quinta parte de entrevistas para el libro 2001, escuchamos a Raúl Zibechi, periodista y escritor uruguayo, sobre qué cambió en la Argentina el 2001, y qué cambió en él. Por último, tenemos a dos compañeros del Colectivo Situaciones comentando qué queda del 20 de diciembre de 2001.

Alejandro Pappo y una pequeña victoria del 2001


Ir a descargar
Alejandro Pappo recuerda lo que estaba haciendo el 20 de diciembre, y cómo fue obtuvo una pequeña victoria frente a la policia, en la represión de ese día.

Audios 2001, cuarta parte: Ezequiel Adamovsky y Horacio Gonzales


Ir a descargar
Escuchamos a Ezequiel Adamosky, historiador, contando cómo fue a la Plaza el 20 de diciembre y sobre algunas imágenes de ese día. Seguido, Horacio Gonzales, director de la Biblioteca Nacional, reflexiona sobre “el llamado” por el que muchos participaron de aquellas jornadas del 2001. Todo pese a los ruidos que se quieren meter en los audios.

Alfredo Leuco, diez años sin poder tomar el poder


Ir a descargar
Alfredo Leuco está en un molino junto a Claudia Rucci, y lo llama su amigo el Momo Venegas para avisarle algo terrible. Después se pregunta dónde quedó el 2001, cuando tenía pensado copar el poder con las cosechadoras.

Herminio Iglesias y la locomotora en la Casa Rosada


Ir a descargar
Herminio Iglesias continúa relatando los espacios de militancia que recorrió en su vida, desde docente en la Patagonia a estudiante de Farmacia, y recuerda cómo fue que quiso meter una locomotora en la Casa Rosada.

Audios 2001, tercera parte: Luciano Schilaci y María del Carmen Verdú


Ir a descargar
Seguimos escuchando fragmentos de entrevistas para el libro 2001. Relatos de la crisis que cambió la Argentina, y en este caso lo tenemos a Luciano Schilaci, integrante de SIMECA, contando sobre la represión del 20 de diciembre, y sobre el rol de los motoqueros ese día. Después, María del Carmen Verdú nos cuenta sobre la estrategia represiva del estado para defender la gobernabilidad. Y sobre el final llega Herminio Iglesias y empieza a contarnos sobre todos los puestos de trabajo en los que estuvo.

Audios 2001, segunda parte: Daniel Azpiazu y Mario Cafiero


Ir a descargar
Escuchamos primero el audio de Daniel Azpiazu, quien fuera investigador del Área de Economía y Tecnología de la FLACSO, en una de sus últimas entrevistas, sobre la disputa entre “los dolarizadores” y “los devaluadores”. Seguido de Mario Cafiero, que se pregunta por qué no se rescató a la Argentina.

Audios 2001, primera parte: MTD Solano y Hebe de Bonafini


Ir a descargar
Escuchamos a Neka Jara y Albero Spagnolo, fundadores del MTD de San Francisco Solano, en un fragmento de la entrevista que dieron para el libro 2001, y en el que nos cuentan cómo llegaron a la Plaza de Mayo. Después, en otro audio, Hebe de Bonafini habla sobre la formación política de los grupos de desocupados.

Bengala Negra y una revolución interna


Ir a descargar
Nos enteramos de los gustos musicales de Bengala Negra, ministro de Espacio Aéreo porteño, y después nos cuenta cómo sobrevivió al corralito del 2001 y a su momento de revolución interna

Apertura del último programa


Ir a descargar
Arrancamos el último programa del año de Los Ludditas, un día después del cumple 75 de Jorge Bergoglio, medio tarde porque nos quedamos charlando con unos evangélicos en la puerta de la radio. Recordamos el FRENAPO, y saludamos a Carlos Heller 2 en facebook.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Un vicepresidente desocupado en su tercer día al pedo




De todos lados caen papeles picados y serpentinas de colores. Julio César levanta la mano derecha y saluda con cara de prócer a los jóvenes que vitorean su nombre desde los palcos repletos del Congreso, con la banda presidencial colocada. Acto seguido Cristina Fernández le entrega el bastón, y él lo recibe con orgullo mesurado. Luego estrecha su mano con la primera mandataria saliente, que se retira cabizbaja por la puerta trasera del recinto, y muestra al público el bastón con ambos brazos en alto. La ovación no se hace esperar y Sebastián Piñera propone una ola en su honor que arranca con los presidentes latinoamericanos y recorre toda la vuelta por los palcos. Se siente el fervor de la multitud que ahora ruge su apellido y tira más papeles picados que Ricardo Alfonsín se ocupa de juntar del piso para volver a tirarlos al aire. Cuando está por sentarse para decir el discurso ante la Asamblea Legislativa, le cae un poroto de soja en la cabeza que va a parar sobre las hojas preparadas. Enseguida caen más, tres, cinco, diez. Él no entiende el gesto e intenta ver de dónde vienen, pero sólo ve que los papeles picados dejan de caer y en su lugar empiezan a llover porotos de soja por todos lados, primero de los palcos después del techo. La lluvia se troca en furioso diluvio y todo el recinto empieza a inundarse de porotos. Los presentes intentar escapar pisando las bancas y cabezas que sean necesarias. Patricia Bulrrich sale de su asiento con unas carpetas, resbala y cae al piso, por atrás aparece Facundo Moyano y aprovecha para tirársele encima como si fuera el Ancho Peuchele, con el codo apuntando abajo, mientras Vicky Donda es llevada arrastras por Victor De Genaro y hace lo imposible por espantar los porotos que quieren colarse en su escote. Julio César continúa parado esperando para dar su discurso, y ve absorto que la gente empieza a tirarse desde los palcos empujados por las cosechadoras de soja que arriman sus bocas y descargan chorros de granos. Él piensa en escapar, pero desiste, es el capitán del barco y no puede rajar cual Chacho Álvarez en la primera de cambio. Ya va a pasar, piensa él, pero los porotos suben por todos lados y le llegan a las rodillas. En eso ve a Ricardo Gil Lavedra que saca unas patas de rana y un snorquel, se zambulle entre los porotos y empieza a nadar en dirección a él, pero se pierde en la marea. Las cosechadoras siguen escupiendo y la soja ahora le llega al cuello, sólo le queda al aire la cabeza y los brazos que sostienen firme el bastón presidencial. Pronto los granos llegan hasta la boca y empiezan a hacerle fuerza en el ombligo como queriendo embalsamarlo. Antes de cerrar los ojos siente que alguien le tira del bastón y le pide a gritos que lo deje. Cuando se queda sin fuerza, alcanza a ver que Luis D’Elia se lo saca mientras le grita “soltalo oligarca”. En ese momento Julio César Cleto Cobos se despierta en su casa de Mendoza y ve con alivio que empieza a amanecer.

Se sienta en la cama, se destapa las piernas, y se calza las pantuflas de tigre. Camina en bóxer hasta la cocina y se sirve agua fría de la heladera. Pasa por el living y ve que las luces del árbol navideño no titilan, espera un rato para confirmarlo, después se va hasta el estudio y se sienta en la silla del escritorio. Enciende el velador y revisa los manuscritos del libro que está preparando. Sabe que tiene que estar listo para venderlo en la Feria del año siguiente, si quiere tener unos mangos para ir tirando, pero no pasa de la segunda hoja y tampoco está de ánimo para escribir mucho, así que aparta los papeles a un lado y se cruza de manos sobre el escritorio. Mira los portarretratos en los que posa junto a su familia, los mueve de lugar, los vuelve a mirar y los pone donde estaban. Son las siete y media, en un rato abre la panadería y podría ir a buscar el pan. Va hasta el ropero, busca el equipo Diporto, se lo calza, se pone las zapatillas y las siente ajustadas, se las saca y mira sus uñas, piensa que están bastante crecidas, y que si quiere salir a correr tendría que cortárselas, pero sale así nomás a la calle. Saluda a un par de porteros que baldean las veredas con sus botas de lluvia. Lo mejor es que pase primero por el puesto de diarios así los clientes de la panadería observan que sigue muy preocupado por la coyuntura política. Para cuando vuelve a su casa son más de las ocho. Su mujer sigue durmiendo. A las nueve termina de chusmear el diario, nadie lo menciona. Va hasta el baño, agarra el set de manicura, después llena una palangana con agua tibia y se sienta en el inodoro a ablandarse las uñas, mientras espera que le baje el café con tostadas para salir a correr. A eso de las once termina de hacer el circuito corto de 5 km por el Parque San Martín. Llega a su casa, se ducha, y llama por teléfono a su mujer para comentarle que las luces del arbolito no titilan, que va a ir comprar unas, y que si quiere le agrega algo más, unas guirnaldas, o cintas, ella le dice que queda todo a su criterio. Agarra la billetera y las llaves, y cuando está por salir suena el teléfono. Rápido se vuelve y atiende, no sea que lo llamen del comité provincial, o algún cliente ansioso de contratar un ingeniero con chapa. De Salta, General Mosconi, que si quiere ir a conocer al gallo Cleto que pone huevos, es para una publicidad de agroquímicos que llevarían su nombre. Agradece el llamado, que por ahora no. En la casa de artículos importados elige unas luces que vienen con música pero a las que se les puede silenciar la melodía, mira las cintas decorativas, los distintos motivos de bolas para colgar, los gorros y botas de Papá Noel, las campanitas, los muérdagos, los ángeles de alambre, y se queda viendo una estrella fugaz que cuelga de un pesebre de yeso. Decide que es momento de irse. Antes de llegar a la casa pasa por una granja y se lleva un kilo de milanesas de pollo, en la caja le preguntan si se enteró del gallo que pone huevos, y él asiente con algo de cansancio. Mientras frita las milanesas pone el noticiero, ya son las dos de la tarde y tampoco lo mencionan. Hace un poco de zapping y se queda en TCM, justo arranca Bonanza, siempre quiso ser como el pintón de Michael Landon. Se tira al sillón y apoya la cabeza a un costado. A Hoss y a Joe los meten en cana porque son confundidos con unos pistoleros. Ya sin tantos tiros, el diálogo en la cárcel se torna aburrido y a Julio César le entra la modorra, cabecea, y otra vez aparecen los papeles picados y las serpentinas de colores.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Thudor Pópovich desde Venezuela


Ir a descargar
Tomamos contacto con nuestro corresponsal en el extranjero, Thudor Popovich, que está en Venezuela en la CELAC junto a Raúl Castro rememorando el desembarco en el Granma, y se acuerda de aquellas jornadas en que siendo periodista deportivo le llevó comida de cosmonauta soviético a los 88.

Bengala Negra y la modernización del estado porteño


Ir a descargar
Hablamos con Bengala Negra, ministro de Aire Comprimido de la Ciudad, que nos adelanta el plan de PRO para modernizar el estado porteño, con la profundización del modelo macrista que supone menos subtes, menos bicisendas, y menos Bafici. Después habla del fin de la tercerización de la represión a los docentes.

Roberto Johnson and Johnson se ligó algo en la CELAC


Ir a descargar
Después de ver qué hacemos con las palomas que invaden la capital, nos comunicamos con Roberto Johnson and Johnson, que consiguió un nuevo currito como secretario en la CELAC. Y resulta que ahora se sienta a upa de Hugo Chávez, y le revisa los pelos a Evo Morrales.

Dario Aranda y la visita de James Anaya


Ir a descargar
Hablamos con Darío Aranda que nos cuenta sobre la visita a la Argentina del relator de la ONU para el tema indígena, James Anaya, que estuvo relevando la situación de derechos humanos de los pueblos indígenas, y para quien a nivel latinoamericano particularmente la principal amenaza para estos pueblos son las industrias extractivas.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Presentación de "2001" en la Biblioteca Nacional


Con la presencia de Horacio González (director de la Biblioteca Nacional), Alejandro Kaufman (crítico cultural y ensayista), María Esperanza Casullo (Doctora en Ciencia Política y editora de artepolitica.com) y Verónica Gago (periodista e integrante del Colectivo Situaciones) el lunes 5 de diciembre, a las 19, se presentará el libro 2001. Relatos de la crisis que cambió la Argentina, de Manuel Barrientos y Walter Isaía, en la Sala Juan L. Ortiz de la Biblioteca Nacional (Aguero 2502). La actividad comenzará de manera puntual.

Publicado por la Editora Patria Grande, este libro es una aproximación a las interpretaciones, análisis, debates y vivencias sobre el estallido, el acontecimiento-paradigma de los días 19 y 20 de diciembre de ese período fundante en la vida política argentina del s. XXI. A través de cuatro cuerpos de entrevistas, se tejen las historias personales y colectivas de los actores sociales y políticos que tuvieron un papel central en aquellas jornadas. Son voces del campo popular, que recuerdan los momentos previos a la emergencia de la crisis, analizan la intensidad de aquellos días y reflexionan sobre las marcas que dejaron en la vida política, económica y social de la Argentina.

Cuenta con testimonios y reflexiones de Eduardo “Wado” de Pedro (referente de La Cámpora y candidato a diputado nacional por el FPV); el historiador Ezequiel Adamovsky; Luciano Schilaci (secretario gremial de SIMECA); la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; el sociólogo y ensayista Horacio González (director de la Biblioteca Nacional); el ex diputado nacional Mario Cafiero; la doctora en Ciencia Política María Esperanza Casullo; el economista Daniel Azpiazu (recientemente fallecido); el dirigente sindical Víctor De Gennaro (candidato a diputado nacional del FAP); el sociólogo Christian Castillo (candidato a vicepresidente del Frente de Izquierda); Alberto Spagnolo y Neka Jara (ex integrantes del MTD Solano); el ex diputado nacional Luis Zamora; la abogada María del Carmen Verdú (CORREPI); el dirigente de la FTV, Luis D’Elía; los comunicadores Ximena Tordini y Gastón Montells (ex miembros de FM La Tribu); Cristian Mellado (FASINPAT -Zanón); la periodista Claudia Acuña (La Vaca); el investigador y ensayista uruguayo Raúl Zibechi; y el Colectivo Situaciones.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Fuerte debate entre Montoniños para organizarle la despedida a Cobos



Luego del duro revés que sufriera el bracito revolucionario del proyecto nacional, tras la elección de Armando Vodoo como candidato a vicepresidente, afirmado encima por el voto popular, las filas del montoniñismo se preparan para salir de clandestinidad de sus guarderías y jardines maternales con un ambicioso plan que devuelva la confianza de la presi en sus soldados de fusil y caballitos de juguete.
Según fuentes del más tenaz guitarrismo, que para todos los fines de semana en el Parque Centenario a ver si se levanta alguna minita, haciéndose el ministro de economía en programa de devaluado conductor televisivo, este domingo caluroso que pasó pudo verse cómo un grupo muy mal llevado de montoniños ajusticiaba en las orillas nauseabundas del lago artificial a una payasa que quiso obligarlos a entrar en su espectáculo, para luego organizar un seminario de defensa personal que concluyó con un fuerte debate donde se trazaron los pasos a seguir con el maratonista cuyano.
Alejados de los areneros que vieron nacer la organización, los montoniños decidieron reunirse bajo la sombra de unos eucaliptus, en el Parque Centenario, debido al fracaso de las últimas congregaciones que terminaron con compañeros distraídos en los bichos de la arena o con las sucesivas peleas por la propiedad privada de las palitas y baldes.
En dicho seminario de defensa personal dictado por el Comandante Pecas se explicaron temas como: mordida preventiva, tirón de pelos a tiempo, aplicación de correctivos a delatores, y elaboración casera de mamaderas molotov. Después, como estaba previsto en su pizarra mágica de Ben 10, pasaron al debate sobre la mejor despedida que debían darle al vicepresidente actual, también electo en su momento por el voto popular, ¿alguien se acuerda?, para impedir que este le entregue el bastón y la banda a la presi en su reasunción.
Entrevistado por nuestro corresponsal al paso, que para las siete de la tarde del domingo seguía cantando canciones de La Marcha de Rolando Graña, sin obtener levante alguno, el Comandante Pecas declaró: “Estuvimos debatiendo duro y parejo con los compañeritos de la Orga sobre el futuro de Julio Cobos, y después de analizar propuestas como despellejamiento vivo con chasquiboones, y estaqueamiento en calesita, llegamos al acuerdo de esperar a ver si es que los flancitos con dulce de leche de La Cámpora no logran persuadirlo para que se ausente el día de la reasunción de Cristina, entonces ahí los montoniños procederíamos a su secuestro, con juicio revolucionario incluido, que podría terminar con la jibarización completa de su persona, como parte de la integración de prácticas revolucionarias a un nuevo panorama latinoamericano”, dijo el Comandante Pecas momentos antes de que sus padres lo localizaran y se lo llevaran arrastrándolo de una oreja.
Si bien en el debate no faltaron los pases de factura donde volaron copos de azúcar, pirulines recién comprados, y chupetes, entre los sectores montoniños más radicales que por su parte acusaron a los más afines al cristikirchnerismo de haber perdido su autonomía en un cargamento de Danonino que el Frente para la Victoria les habría ofrecido para que se sumaran al partido, y por otra parte los más cercanos al cristikirchnerismo tildaron de intransigentes a los primeros y de no entender la lógica de los pasos progresivos, la jornada montoniña terminó con un gran convenio entre las partes que se cerró cuando nuestro cronista ofreció acompañar con su guitarra los canticos alusivos, entre los que pegó fuerte
Era una tarde sol/ No me la voy a olvidar/ Cobos nos mandó/ A los de la Rural.
Era una tarde sol/ No me la voy a olvidar/ Cobos nos mandó/ A los de la Rural.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Presentamos el libro 2001 en Filosofía y Letras de la UBA


Con la participación de Luis Zamora (ex diputado nacional - Autodeterminación y Libertad), Mario Cafiero (ex diputado nacional y referente del Movimiento Proyecto Sur), Ezequiel Adamovsky (historiador) y Nicolás Tereschuk (polítólogo, editor de artepolitica.com y periodista del programa televisivo Jungla Política), se presentará el libro 2001. Relatos de la crisis que cambió la Argentina, de Manuel Barrientos y Walter Isaía, este viernes 25 de noviembre, a las 20.00, en el aula 129 de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA (Puán 480).
Publicado por la Editora Patria Grande, el libro reúne interpretaciones, debates y vivencias sobre el acontecimiento-paradigma de los días 19 y 20 de diciembre de de 2001, un período fundante en la vida política argentina del s. XXI. A través de cuatro cuerpos de entrevistas, se tejen las historias personales y colectivas de los actores sociales y políticos que tuvieron un papel central en aquellas jornadas. Son voces que recuerdan los momentos previos a la emergencia de la crisis, analizan la intensidad de aquellos días y reflexionan sobre las marcas que dejaron en la vida política, económica y social de la Argentina.
Cuenta con testimonios y reflexiones de Eduardo “Wado” de Pedro (referente de La Cámpora y candidato a diputado nacional por el FPV); el historiador Ezequiel Adamovsky; Luciano Schilaci (secretario gremial de SIMECA); la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; el sociólogo y ensayista Horacio González (director de la Biblioteca Nacional); el ex diputado nacional Mario Cafiero; la doctora en Ciencia Política María Esperanza Casullo; el economista Daniel Azpiazu (recientemente fallecido); el dirigente sindical Víctor De Gennaro (candidato a diputado nacional del FAP); el sociólogo Christian Castillo (candidato a vicepresidente del Frente de Izquierda); Alberto Spagnolo y Neka Jara (ex integrantes del MTD Solano); el ex diputado nacional Luis Zamora; la abogada María del Carmen Verdú (CORREPI); el dirigente de la FTV, Luis D’Elía; los comunicadores Ximena Tordini y Gastón Montells (ex miembros de FM La Tribu); Cristian Mellado (FASINPAT -Zanón); la periodista Claudia Acuña (La Vaca); el investigador y ensayista uruguayo Raúl Zibechi; y el Colectivo Situaciones.

Breves del deporte


Ariel Chino Garcé dejaría el fútbol por los hábitos
El defensor de Colón de Santa Fe dio una conferencia de prensa en el baldío en el que tiró la imagen de la Virgen que estaba en la pileta del club sabalero. “En cuanto escuché que nos íbamos a agarrar a los piedrazos con los yoruguas se me vino a la cabeza que la Virgen la había puesto Fossati y pensé que podía tener una cámara adentro. Los provincianos uruguayos son jodidos", declaró el amante de la hierba, a lo que además agregó que deja el fútbol para trabajar en la parroquia Darío Cabrol de las afueras de Santa Fe.

Baldassi no va a renunciar a los subsidios
El amigo del relator del pueblo se quebró en una entrevista radial con el Negro Facho Oro. “Culiao, me parece una barbaridad que no nos ayuden a pagar los impuestos a los que vivimos en Barrio Norte. Para comprar mi casa le tuve que regalar muchos penales a Boca. Además, ahora que River está en la B lo dirijo muy poco y se me acabó una entrada grande de viáticos”, explicó. El ex amigo de Chiche Duhalde sueña con que Marcelo Tinelli lo convoque para Bailando por un sueño, aunque aclaró que a San Lorenzo no lo salva ni Dios: “Creo que lo mejor es que loteen la cancha y que funcionen con sus vecinos de Deportivo Riestra".

Premian a Fútbol para todos
Juan Coche, a través de una de sus miles de fundaciones, premiará la próxima semana al staff de Fútbol para todos, el cual integran Marcelo Araujo, Julio Ricardo, Titi Fernández y Marcelo Benedetto, que después de trabajar durante muchos años en la ferretería de Sarandí se mudaron a las filas del oficialismo por un vacipán y una Coca de 2.25. “Me emociono en cada partido que veo, sólo pasa en un hermoso país como éste que el relator tenga Alzheimer, el comentarista sea no vidente y los muchachos del campo de juego tengan problemas mentales”, afirmó el bigotudo buscador de niños perdidos.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Todo listo para la derrota frente a Colombia


Mientras Ricardo Caruso Lombardi espera en su casa tomando mates en chancletas el llamado del Néstor Kichner de la FIFA para cobrarle peaje a Messi, así logra su sueño de comprar una flota de 45 Dacias para poner una agencia de remises en Lavallol, el simpático Alejandro Sabella desesperado grita en el vestuario: “Que alguien me pase el teléfono de la Urraca para que me dé el usuario de Skype del Gordo del Sur así le pido unos consejitos para armar el equipo. Nadie contestaba, los únicos que ofrecieron ayuda fueron Lavezzi y Demichelis. El Pocho le dijo: “Mirá que mi apodo no es por el de los muñones”. A lo que la figura argentina agregó: “Si querés te presto una revista en la que salió mi mujer”.
El DT del combinado de la ferretería de Sarandí se mandó un vaso de Fernet Vitonne con Cabalgata caliente y luego de meditarlo durante más de 45 segundos tomó la decisión más importante de su corta carrera como DT. Caminó hasta la Avenida del Libertador Gustavo Silvestre, metió en un teléfono de Telecom una moneda de 25 centavos que le había afanado del cenicero del Citroën 2CV de la Brujita Verón y llamó a Don Julio.
-Voy a ir al grano derecho. Estoy más complicado que cura en pelotero, te pasó los once que van a jugar contra Colombia. Hace falta tipos con huevos. Al arco va Milonguita Migliore. Atrás metemos cinco centrales rápidos: Desábato, Satanás Páez, Furios, Schiavi, y Tuzzio. El medio lo van a armar entre Popovich y Bilardo. Eso sí. Arriba juega Botinelli así lo putea Migliore durante todo el partido y después le hace unos mimos.
-Mirá Alejandro, hacé lo que quieras. Yo tengo preocupaciones más importantes, como si aumento un 20 o 30 por ciento el puñal de clavos -respondió el dueño de la víctima mayor del fútbol argentino.
-No te preocupes, Don Julio, que nos comemos cuatro pero ya tengo todo arreglado con Barone para que nos defienda en su tira diaria. Además la agenda mediática esta a full con el romance de la Libre del Sur con el pelado copado así que hay que estar tranquilos -cerró el hombre que estaría comprando un ciclomotor Corven para trabajar como delivery de pizzería de Palermo.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Thudor Popovich en desayuno de trabajo



Ir a descargar
Thudor Pópovich nos trae toda la información deportiva, en medio de un desayuno de trabajo con Jorge Asís, Tití Fernandez, y Chamot, y se canta una canción de Cris Manzano. Al rato le enseña a monseñor Barone a hacerse una zapatilla social y le tire la dieta para que corra livianito.

Roberto Johnson and Johnson labura de veedor



Ir a descargar
El gusano de la Universidad de Flaxon en el estado de la Florida, Roberto Johnson and Johnson, nos explica las razones de las elecciones conjuntas en Nicaragua y Guatemala, y de paso nos cuenta sobre el currito de veedor internacional

Herminio Iglesias demuele el edificio



Ir a descargar
Nos ponemos en contacto con Herminio Iglesias, el conductor de la grúa que se encarga, en vivo y en directo, de demoler el edificio que se desplomó en el centro porteño, y nos explica por qué el Islam no se adhiere al peronismo.

Dario Aranda y un emprendimiento minero en Santiago del Estero



Ir a descargar
Hablamos con Dario Aranda sobre los proyectos mineros de la Barrick Gold, como Pascua-Lama, Veladero y Famatina. También nos comenta sobre la explotación minera que se instaló en Santiago del Estero, y sobre cómo estos emprendimientos complican la actividad campesina.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Bengala Negra ya adelanta el impuestazo a los artistas del subte


La noticia que llega a la redacción de los Luddditas repleta de papeles picados, globos multicolores, y mucho rush fucsia, nos dice que el ministro de Espacio Aéreo del gobierno porteño, el Licenciado/da Bengala Negra, hizo las primeras declaraciones después de la reunión que mantuvieron autoridades de Nación y Ciudad por el inminente traspaso del subte, cuando desfilaba en la XX Marcha del Orgullo Gay.

Mirá, yo te voy a decir la posta”, apuntó Bengala a este cronista (como ponen los grosos de los diarios), tapando el megáfono para que no se escuche. “Estuvieron boludeando de lo lindo en esa reunión del jueves. Hablaron un rato sobre la guita y cuando la cosa se puso medio picante el Papu Macri amenazó con cantar una canción de Queen que, sorpresivamente, Armando Vodoo quizo acompañar haciendo una guitarra aérea de Brian May, pero Julito De Vido se arremangó los bigotes y le pegó un estate quieto a Armando para que no le siga el juego al Papu. Eso fueron los primeros cinco minutos”, aseguró Bengala Negra mientras se agitaban unas plumas color salmón sobre su cabeza y su torso era cubierto por un collar de lentejuelas que encandilaba a todo el mundo y provocaba más de un piropo al ministro/a de Espacio Aéreo.

Después de lo que te conté se aflojaron las corbatas, llegaron los manís salados, las papafritas, la gaseosa light, y se jugaron un truco de seis donde Piccardo le tocó hacer trio con Vodoo y De Vido, y del otro lado estaban El Papu Macri, Grindetti y Chain, y a la piba Maju Vidal la dejaron para anotar los puntos porque es de madera, no distingue un ancho de espada de un seis de copas, mirá que le intenté explicar un montón de veces”, continuó Bengala desde su mini carroza alegórica bailando como si desfilara por el Corsódromo de Gualeguaychú.

Cuando se le preguntó a Bengala por subsidios, tarifas, obras y vendedores ambulantes, se encogió de hombros y sólo atinó a decir que está preparando un proyecto para reordenar los artistas subterráneos, de modo tal que se puedan resolver las superposiciones de géneros y estilos a través de un chip que, al parecer, se lo pondrían en las gorras o bolsitas de los artistas con los que juntan las monedas que le dan los pasajeros.”Es una idea buenísima porque no sólo nos va a permitir saber que ganancia se llevan los artistas del subte, y así meterles unos buenos impuestos, sino que además va a tener un GPS para que todos los vecinos de Buenos Aires puedan saber qué artista está en cada estación. Por ejemplo a vos te gusta como tocan la zampoña en la línea A, bueno con la red de wi-fi del subte podrías captarlo en tu teléfono y no haría falta que te comas tres estaciones con los que bailan tango, te subís directamente donde está el artista que vos querés disfrutar y listo el pollo”, dijo Bengala repartiendo lapiceras multicolores.

Nosotros estamos sumando a todos y a todas los y las que quieran subirse a este hermoso Trencito de la Alegría que tan bien comanda el Papu Mauri, así que aprovecho para invitar a Marito Llambías, Ferchu Iglesias, Martín Tarado y Raul Castells, que me enteré estaban por armar una banda tributo a Los Charros para tocar en la Línea B. Total algún lugarcito vamos a encontrarles en el PRO, y sino quieren sumarse se van a tener que bancar el impuestazo del año que viene a todos los artistas subterráneos, y ahí los quiero ver...”, pero, en eso, sus compañeras marchistas escucharon el nombre del jefecito por el megáfono y empezaron a abuchearlo junto a Tachuela Duhalde. Cuando vio el quilombo que se había armado Bengala Negra levantó su mini carroza y se fue a las puteadas con el maquillaje corrido, y tumbando a todo el que se pusiera en su camino.



martes, 1 de noviembre de 2011

Thudor Pópovich entrena a Monseñor Barone


Ir a descargar
Thudor Pópovich nos pega un llamado desde su teléfono con mochila del año ’57, mientras festeja el cumpleaños de Maradona con la Claudia. Al rato cae Monseñor Barone y Thudor le da unos consejitos para aprender a correr con sotana y todo.

Alfredo Leuco y pegado Bengala Negra


Ir a descargar
Vuelve Alfredo Leuco, el hijo pródigo de la recontra derecha, secuestrando un par de pibes que festejaban Halloween. Después lo invitamos a Fito Páez a que nos toque una canción que sepamos todos y enseguida Bengala Negra propone un monumento gigante para el Diegote.

Federico Poore, la agenda para los próximos cuatro años


Ir a descargar
Hablamos con el periodista Federico Poore sobre los desafíos que se le plantean para los próximos cuatro años en temas como trabajo en negro, reforma tributaria, derechos humanos y juventud, entre otros.

Campo de Juego y un zapping frenético


Ir a descargar
El hombre fuerte de la TV Pública, Campo de Juego, relata unos veinte partidos a la vez de todas todas las diciplinas deportivas en las que hay un argentino compitiendo.

Bengala Negra y los perros cagadores


Ir a descargar
Vuelve a Los Ludditas Bengala Negra, ministro/a de Espacio Aéreo de la Ciudad, para contarnos todo lo que van a hacer con los perros cagadores de veredas y sobre el futuro de Sergio Denis en el gobierno porteño.

Apertura con todas la voces


Ir a descargar
Abrimos el programa con Jorge Pizzarro como nuevo productor de Los Ludditas, y nos comunica con Del Potro y Gorvachov mientras pensamos qué regalarle al Diego en su cumple feliz.

domingo, 30 de octubre de 2011

Anecdotario kirchnerista: Néstor se fuma su primer faso




Es septiembre, y aunque la primavera no llegó aún, los días empiezan a estirarse como una buena porción de muzzarela. Cerca de las cinco de la tarde, cuando el sol recién empieza a cabecear, Néstor entra corriendo con las piernas medio pegadas por el camino empedrado de su casa, abre la puerta de la prefabricada, y tira el maletín en piso con los útiles escolares. Camina agitado unos pasos hasta la cocina y ve a la madre sentada en la mesa con la radio al lado. No parece estar muy alegre como para contarle sobre el colegio, ni sobre sus compañeros, ni sobre el bigote ridículo de su maestro. La madre lo ve, se para y extiende sus brazos, él hace una carrera corta y pega un salto de manera tal que se le prende del cuello y casi le saca la cabeza de lugar. Ella lo baja despacio y gira hacia la radio, antes de que la apague Néstor alcanza a escuchar al locutor, que habla como si tuviera un broche en la nariz, diciendo algo sobre “combates”, “aviones”, “Lonardi”, “Perón”. No entiende porque, apenas llega, la madre lo manda a jugar afuera, pero se va tocando el bolsillo derecho del pantalón con tiradores donde tiene los fósforos que se le cayeron a su maestro mientras se despedía.
Afuera, piensa en el hormiguero nuevo que apareció en el patio mientras ve a su hermana entrar cansada con el maletín cargado de libracos. Recuerda que su primo, Carlitos, le contó que si se les acerca fuego las hormigas se retuercen de lo lindo, pero no quiere que Alicia lo esté retando ni acusándolo con su madre así que prefiere salir a caminar para la costa del río. Pasa frente a la casa abandonada donde la otra vez también Carlitos le contó que adentro está lleno de juguetes, y se vuelve. En una de esas podría espiar por el agujero de la cerradura para ver si hay algo. En el terreno los pastos crecen sin que nadie los limite, así que de parado agarra uno de tallo ancho, se lo pone entre medio de los dedos pulgares y sopla. Hace un chiflifo bárbaro y mira a su casa para comprobar si alguien lo está mirando, pero no. La casa es de material, “de gente con guita” dijo Carlitos, y tiene una ventana en el frente y la puerta al costado. Néstor camina sigiloso, sabe que si Alicia lo ve ahí se lo va a decir a su madre así que se agacha para que lo tapen los pastos y camina en cuatro patas hasta la puerta. Desde la cerradura sólo ve que adentro está todo oscuro, y no hay juguetes ni nada, Carlitos es un mentiroso, no hay duda.
Antes de salir del terreno toma carrera y patea un par de cardos que empiezan a florecer para darse el gusto nomás de arrancarlos del piso y ver hasta donde llegan. Fácil dos metros adelante, camina para ver como quedaron, levanta uno y se lo lleva cuidando no pincharse. Pese a que la madre lo advirtió varias veces de no acercarse solo al río, Néstor está sentado en la orilla con el cardo tirado a un costado en la arena. Las olas van y vienen, pero él no les da pelota. Lo único que le interesa es prender los fósforos. El viento es muy fuerte así que cada vez que logra prender uno se le apaga enseguida. Se pone de espaldas al viento, y de pronto uno se prende y queda unos segundos así hasta que se le vuelve a apagar. Intenta de nuevo cuidando mejor que no entre aire y siente el poder en sus manos, en eso ve el cardo ahí al lado y le acerca el fósforo. Cuando estaba a punto de quemarse los dedos el fósforo se apaga y la punta del cardo se prende. Lo levanta y ve que el viento empieza a hacerlo humear. Como si fuera un grande que fuma cigarrillos se lo lleva a la boca y aspira fuerte, Carlitos le había dicho que así se hacía, el humo entra por la garganta y lo hace toser. De pronto se desvanece y cae sobre la arena tibia.
Se despierta y ve unos anteojos culo de botella, no sabe bien qué le dice pero se da cuenta que es Alicia y que lo está cagando a pedo. Se sienta y ve que ya está anocheciendo, Alicia le dice que se levante, que está por llegar su padre del correo. Él se da cuenta del lio en que se puede meter si se llegan a enterar de lo que estuvo haciendo, así que corre con las piernas medio pegadas tras la hermana que se va en dirección a su casa.

jueves, 27 de octubre de 2011

Duhalde quiere asumir al menos en la Antártida


Enterado de su flaquísimo resultado en las elecciones presidenciales, que ni siquiera le permitió colocar a su manzanera Hilda Chiche como senadora por la minoría, el candidato por el Frente Impopular había empezado a deprimirse e intentaba levantarse el ánimo viendo unos videitos en Youtube de la represión en Siria, pero ya empezaba a aburrirse cuando de pronto lo llamó Claudia Rucci para contarle que había ganado en la Antártida con el 36,56 % de los votos dejando a la presidente Cristina Fernández en el tercer lugar con un mísero 19,89. Fue entonces que enseguida le vinieron las ganas de prender fuego todo y acelerar como se debe el derretimiento de los hielos continentales.
Por lo que se pudo saber el Pibe Cabeza cosechó un fuerte apoyo de militares y científicos reacios a elegir a la jefa del proyectito nacional, pero además hay que contabilizar el voto útil de La Naturaleza donde le dieron un espaldarazo importante orcas, ballenas australes, cachalotes, lobos marinos, y hasta una avalancha de krill, que agradecieron de esta forma aquellas épocas en las que Tachuela cazaba tiburones en los mares argentinos.
“Ya me veo otra vez con la banda presidencial, sabés como me voy a cargar yo mismo con una buena gaseada a todos esos pingüinos montoneros que no me votaron”, le dijo, emocionadísimo, a la docente que conoció veraneando en una pileta de Lomas de Zamora, y le pidió que empaque lo imprescindible nomás. Pero a Hilda Chiche no le pareció muy divertida la aventura a un lugar sin aire acondicionado y se negó.
El hombre de la gran cabeza, sin importarle lo que pensaba su compañera, agarró rápido el bolso, revolvió un armario viejo donde encontró una estampita de Menem patilludo, unas zapatillas de Ruckauf y unos cartuchos vacios de escopeta de la Bonaerense, y metió un esnorquel, el protector solar por el agujero de ozono, y una toalla. Después cerró la puerta y se fue corriendo en pantuflas y pantalón corto por la ruta 6, para empalmar con la 2 y llegar así lo antes posible al continente blanco.

martes, 25 de octubre de 2011

Thudor Pópovich se pega a la AFA disidente


Ir a descargar
Después de solucionar un temita con el teléfono que usaba en la KGB, Thudor Popovich, nuestro investigador deportivo personal, se despacha con los nuevos campeonatos de Nacional A y Nacional B que están organizando con la AFA de Vila, y sobre las pruebas de ingreso que tendrían los que desciendan del la AFA de Grondona.

Tiempo Checheno de candidatos


Ir a descargar
Leemos nuestro Tiempo Checheno, el semanario de noticias internacionales con la mirada del conurbano que lo caracteriza, respetando un poquito la veda electoral, y aclaramos los tantos sobre la desinversión que tuvo que hacer el multimedios de Los Ludditas, en el marco de la nueva Ley de Medios.

Ángel "El Choclo" Ricardo en el cuarto transparente


Ir a descargar
Hablamos con Don Ángel “El Choclo” Ricardo que está en Armstromg practicando kunfu con los terneritos, y nos cuenta sobre la transparencia con la que se llevan a cabo los comicios mientras hace un concejal a la parrilla.

Entrevista al historiador Ezequiel Adamovsky


Ir a descargar
Nos comunicamos con el historiador Ezequiel Adamosvky, docente a cargo de la Cátedra de Historia de Rusia de la Facultad de Filosofía y Letras y autor del libro Más allá de vieja izquierda, que nos habla sobre el surgimiento de los distintos modos de protesta que busca convertirse en una resistencia de carácter global, y sobre el rol de la tecnología en la organización de estos movimientos, pero también sobre sus limitaciones. Además relaciona las actuales rebeliones con lo sucedido en la Argentina en 2001.

Apertura de otra fiesta democrática


Ir a descargar
Arrancamos el programa, en otro día festivo para la democracia, prometiendo casi casi todo el análisis sobre el futuro político de país. Después leemos las enfermérides y nos preguntamos qué será de la vida de Lila Downs y de Tachuela Duhalde, mientras participamos del cumple feliz número 60 de Charly García.

sábado, 22 de octubre de 2011

Grondona ya va por la reelección indefinida



Después de haber sido re re re re re re re re elegido por amplio consenso de los más altos directivos lamebotas del fútbol nacional, el ex ferretero de Avellaneda se pegó un viajecito urgente a Suiza con el chamullo de participar de un Congreso de la FIFA, pero que esconde su más preciado anhelo de terminar con la farsa de las elecciones cada cuatro años.

Durante siglos Don Julio estuvo meta buscar la fuente de rejuvenecimiento que alguna vez, en medio del corte de un almuerzo televisivo, Mirta Legrad le había mencionado que existía como leyenda entre los gerontes más garcas del mundo, al mejor estilo Cocoon, que le permitiría conseguir de una buena vez la eternidad añorada en su cargo, y al parecer después de años y años de búsqueda la encontró en una pileta perdida del interior zurichense.

Según fuentes recontra intoxicadas por los vapores tipo géiser que destilaba el cuerpo del jefe de la AFA desde las mismísimas profundidades inexploradas de su piel, Grondonia, que estuvo disfrutando del otoño suizo en una pileta termal, se habría cargado a algún que otro empresario televisivo desde la otra punta del globo terráqueo.”Estos boludos se piensan que me van a sacar así nomás, como si fuera un tornillo oxidado al que le tirás Coca. Ahora ni la OTAN con todos sus soldaditos de plomo me van a mover”, asestó Don Julio al borde de la pileta termal mientras se hacia una trenza cocida con la papada, tirándose un cacho de piel para cada lado y cruzándolas de manera alternativa por abajo de la nuca.

martes, 18 de octubre de 2011

Monseñor Barone y sus misas After Hours


Ir a descargar
Nuestro gurú espiritual, Monseñor Barone, nos pasa todas las actividades de su parroquia Camilo Torres de San Francisco Solano, donde está armando las primeras misas After Hours para los chicos que terminan el sábado al palo.

Thudor Popovich enseña a indignarse


Ir a descargar
Hablamos con Thudor Pópovich, nuestro corresponsal internacional, que se llevó un cuerpo de elite de La Matanza para enseñarle a indignarse a los yanquis. Después nos cuenta de su performance en la maratón de la semana pasada, mientras nos relata cómo meten penales los All Blacks.

Un Luddita en Nueva York


Ir a descargar
Manuel Barrientos nos pega un llamado desde Nueva York, mientras cubre los últimos movimientos de los indignados de Wall Street, y planea venderles un par de ideas a esta gente, como clubes de trueque y patacones. Después nos recuerda la actualidad de las Invasiones Charrúas, y terminamos promocionando el libro 2001 Relatos de la crisis que cambió la Argentina que escribió junto a Walter Isaía.

Dario Aranda y el 12 de octubre


Ir a descargar
Hablamos con Dario Aranda, a unos días del 12 de octubre, sobre el relevamiento del colectivo Red Agroforestal que muestra un aumento de los territorios en conflicto. Además nos informa sobre un diálogo que mantuvo la presidente Cristina Fernández con representantes de los pueblos originarios, mientras se festejaba el Bicentenario, y sobre la falta de respuestas concretas que dio en su momento.
El audio del diálogo en Mu

Campo de Juego y la carrera del año


Ir a descargar
Nos comunicamos con el hombre fuerte de la TV Pública, Campo de Juego, que nos relata una carrera de Scalextric con los principales candidatos a presidente, donde se destacan Altamira con su flete y Carrió en el De Lorian.