LOS LUDDITAS NO CHEQUEAN LO SUFICIENTE LA INFORMACIÓN QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Ya no se aguanta más el escándalo de Wilikeaks


Las infiltraciones y divulgaciones de los papeles secretos del Departamento de Estado norteamericano revelaron nuevas facetas escabrosas e intimísimas sobre el rol de la Embajada del país del norte en la Argentina. Los Ludditas y el diario extranjero The Nation tuvieron acceso a los informes confidenciales del agregado culinario y futbolístico en Buenos Aires, Thomas Luppa.
“Fantástica esta ciudad, maravillosa. Hoy me clavé un sánduche de crudo y queso en un bar rezapardo de Palermo Wolly, ¡a sólo 4 dólares! Ahora me preparo para la noche. Ya fiché a una piba que es un quilombo en el programa de Jorge Rial y la voy a llamar para morfarnos una parrillada en Puerto Madero. ¡Guauuu! Besis, como dicen las chicas de acá”, se lee en el primer memo rotafoliado por Luppa.
“Holis. Estupendo el Malbec, el vacío, el chori y la entraña. Todavía no me animó a hacer patinar en mis intestinos a una ristra de chinchulines al limón. Hoy me reúno con Luis Ventura para que me pase un book de minitas. Después nos vamos con Ale Fantino a ver Boca Juniors contra Godoy Cruz en la Bombostera. Ja, ja, ja. Igual me voy a hacer de San Lorenzo, como me recomendó James Chuik”, se observa en los informes siguientes.
“Un embole el fútbol, cuándo los rajan al Bichi Borghi y a Ramoncito Díaz. Están bombeando a Boca y a San Lorenzo. Hoy le tiré mi primera lata de cerveza a Laverni, le erré por poco. Ale Fantino y el Gordo Palacios me tiraron la posta de la política sudamericana. Me dicen que el presidente de Bolivia es un tal Evo Lugo, un ex obispo de masca coca y parece que está enfermo de cáncer. Me dicen que lo mejor de lo mejor es Papu Macri, así que me van a arreglar una cita con el chabón”, se atisba más adelante.
“Los ñoquis de Pippo una masa, y la Salazar también. Redrado me miró recaliente, pero para mí que va para atriki. Un embole la cena con Macri, un pelmazo. Mucho más copado Kanibal Fernández, me pasó discos de los Redonditos y de La Renga. Lo único bueno de Papu fue que me trajo unos salames tandileros buenísimos. No me sacan ni con una tropa entera de Cabanis y marines de la embajada, ja ja ja. Chauchis”, ya cansa promediando la carpeta.
“Volví al bar de Palermo Wolly, ¡ahora sale 8 dólares el mismo sánguche! La inflación no se aguanta más. Obama, aumenta el sueldo, chabón, no seas rata, estás peor que el Cartonero Báez. Se te escapó la tortuga, grone. Hoy salgo a reventar cajeros con los pibes de la administración de la embajada”, se otea sobre el final de los memos.
“Me voy a Colombia. El mejor jugador es Giovanni Moreno, el fútbol para todos de acá es una vergüenza, parecen todos empleados de un parripollo. Me volvería a Maryland, sino fuera porque tuve que malvender la casa y me están matando los intereses del banco. Me harté del bife de chorizo, que se lo metan en el culo. ¡Me lo querían cobrar 30 dólares! ¿Qué se creen, qué estamos en Manhattan?”, dice el último y triste informe de Luppa.

3 comentarios:

Enfermo por Los Ludditas dijo...

Vamos, loco!!!! Qué estamos llegando a las 100.000 visitas!! Si soy el que entra n° 100.000, me gano algo?

ludditas dijo...

No, no te ganas nada. Ya te damos bastante semana a semana. Además, no festejés tanto, porque en cualquier momento se trunca el contador y vuelve a 80 mil

Enfermo por Los Ludditas dijo...

Ludditas, ortibas y mala leche!