LOS LUDDITAS NO CHEQUEAN LO SUFICIENTE LA INFORMACIÓN QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG.

sábado, 27 de febrero de 2010

El arca de Mauri Macri


Las voces del pinoprogresismo no tardaron en mostrar su enfado cuando a
Buenos Aires se le taparon los caños maestros y la ciudad se transformó en territorio anegado. “¿Y dónde está el boludo de la administración? ¿Por qué carajo ni siquiera atiende el teléfono?”, se preguntaban agitados.
Y el jefecito porteño, Mauri “Papu” Macri estaba de retiro en un spa cordobés que le había prestado el Oso Galvadián. La comparación surgió rápido. “Arrugó como el virrey de Sobremonte durante las primeras invasiones inglesas y, de paso, se llevó la guita del aumento a los maestros”, denunció el Barba Maju Lozano.
“Nada que ver, la oposición no caza un fulbó”, respondió su lugarteniente Horacio Rodríguez Garqueta. El Sancho Panza del macrismo explicó: “a Mauri están cosas le resbalan. Nosotros estamos pensando la Buenos Aires del 3000”.
Mientras tanto, desde la oficina de telégrafos de Alta Gracia, el Papu le mandó en código morse al Pela Garqueta la lista de las cosas que tenían que subir a su Arca por si el agua seguía avanzando.
Luego de dos días, los cerebros del macrismo pudieron traducir el mensaje: “Poné dos modelos de Pancho Dotto, dos pibes que jueguen al golf, dos camareras de Hooters, dos Michetti, un resumen de los libros de Abel Posse, dos cd de la Mona Giménez, la colección completa de U2 y Erasure, al tipo con rulos de Air Supply, un Chicho Serna, medio Patrón Bermúdez y dos tipos bien cancheros que me acompañen a un after hour”.
La lista seguía: “agreguen dos Marcelos Palacios, un cuarto de Gastón Recondo, tres fetas de Turismo Lomardi, seis Andrea Frigerio, un compact con chistes de Sergio Gonal, dos waki toki para comunicarme con el Fino Palacios, tres juegos de backgammon, un estanciero, un ludo matic, una caja de Doctor Lemon y ocho bigotes intercambiables de Federico Pinedo”.
Dicen que el Pelado Horacio ordenó tachar las dos Michetti y agregar cuatro Garqueta.