LOS LUDDITAS NO CHEQUEAN LO SUFICIENTE LA INFORMACIÓN QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG.

domingo, 16 de agosto de 2009

El guitarrista de Perón: Parte III

John William Lee Hockeer, el electric-guitar del General rebolea sus ojos estrellados de drogas. Mira la fórmica gris claro de la mesa y cree ver miles de manifestantes con brazaletes de la JP, bigotes anchos, pelo largo con raya al costado, grandes lentes negros ahumados, pantalón de tela a cuadro bien ajustado y la patria socialista en el corazón.
Las alucinaciones de John lo llevan a mover la cabeza en círculos, como los perritos que cuelgan del espejo retrovisor de los autos. En la misma manifestación ve grandes columnas de negras vestidas de blanco, con sus rosarios al cuello y pañuelos en la cabeza que entonan viejos blues.
Al ver todo junto, John vomita unas papita con mayonesa que se había clavado en la barra del bar. Entre el vómito se encuentra con una columna interminable de soldados del Vietcong, con su clásico mameluco negro, sombrero de paja y el AK 47 clavado en la espalda. Ve que salen de entre las papitas y se desparraman por todo el vómito rancio inundando la mesa al grito de ¡Ho-Chi-Min!
En ese momento suena en el aire "Litle Reed Roster" y John William exhala fuerte, se incorpora en la silla y aulla uuuuuuuooooooh, uuuuuuoooh, uuuuuoh,uoooooh. Chanananan.
Luego nos clava la mirada y del maso de cartas, con la leyenda al dorso "Ministerio de Bienestar Social", gira una carta con la habilidad de 60 años de guitarrista y nos deja entrever un comodín con la cara de López Rega. Mira nuestro rostro y se caga bien de la risa mostrando dientes de oro, muelas picadas, algunos gusanos entre los colmillos y el piercing con la cara de Perón clavado en la lengua comienza a girar, encender luces.
Continuará.........