LOS LUDDITAS NO CHEQUEAN LO SUFICIENTE LA INFORMACIÓN QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG.

domingo, 16 de mayo de 2010

Organizaciones libres del pueblo exigen un Gran DT nacional y popular


Las voces de la comunidad organizada que reclaman la expropiación del Gran DT al Grupo Clarín se multiplican día a día y se cuentan de a montones. Con un oído siempre atento a las demandas populares, la motorman del proyecto nacional, bicentenario y popular ya puso a sus ministros a trabajar en el proyecto de transferencia del juego futbolístico a manos del flamante diario Tiempo Argentino.
“El Gran DT de la Corpo Mediática llega a sólo dos milloncitos de tipos que se queman las pestañas para tener a sus equipetes preparados en cada fecha. Con los fondos del Banco del Sur, vamos a expandir el juego a veinte millones de argentinos y lo vamos a exportar a los países limítrofes”, explicó Armando Vudú.
Según pudo averiguar el magnánimo periodista luddita Juan Carlos Campanita mientras se comía un sanguichito de bondiola al limón en un carrito de la Costanera Sur, la idea del gobierno cristinista sería abaratar los costos del entretenimiento para aumentar la cantidad de participantes.
“La puntuación de los jugadores se publicaría también en El Argentino, que es un diario gratuito. Y la gente va a poder cambiar jugadores a través de sus cajas nacionales de ahorro postal”, contó un alto funcionario a la hora del queso y dulce.
Cuando ya se retiraban silbando bajito y miraban de reojo que no se les pasara de largo el 111, otro empleado de la Cancillería le adelantó a Campanita que la visita actual de la Presidenta a Madrid podría generar una verdadera revolución en la próxima edición del Gran DT.
“Acá la cuestión es simple. Mientras los gallegos tienen que jugar la promoción con Islas Faroe para no irse de la primera divisional del fútbol europeo, nosotros con Néstor somos los campeones invictos de la UNASUR. Así que Cris se llevó en el avión tres canastones de mimbre para traerse una docena de jugadores que el Real y el Barcelona tienen en oferta”, dijo el cancillerista.
Mientras se subía a su motoneta, Armando Vudú remató: “la idea es pagar los futbolistas con un grupo de caceroleros nostálgicos que gritan al ritmo de chorros, chorros, chorros, devuelvan nuestros ahorros. Parece ser que los gaitas los van a necesitar”.